NADA HA CAMBIADO.

Parecía que, tras la buena imagen en Grecia, este partido podía ser el punto de inflexión que significara la remontada definitiva: unida a la llegada de Nemanja Nedovic, teniamos la sensación de que, por fin, el equipo iba a empezar a jugar y ofrecernos lo que esperamos de él, pero parece que todo fue un sueño y Unicaja nos hizo volver a la realidad.

Seguimos igual o peor incluso, nada parece que haya cambiado demasiado. Los que estaban siguen estando, y los que no, pues ya casi ni se les espera.  Ojalá me equivoque y todavía estemos a tiempo de solucionarlo, pero veo jugadores muy tocados y no sé si será fácil reconducir la dinámica negativa en la que estamos sumidos.

¿Culpables? Supongo que sería injusto señalar a alguien como culpable único. Como se suele decir, todos tienen que hacérselo mirar, sin excepciones. No se puede pasar del todo a la nada en tan poco tiempo. Y mayorcitos son todos como para sentarse a hablar, decirse las cosas a la cara, lo bueno y lo malo, gritarse si hace falta, pero hay que salir adelante como sea.

Triste sería perder lo que con tanto esfuerzo se ha conseguido; y no me refiero sólo a los éxitos deportivos, sino a algo que creo mucho más importante que es el haber conseguido llenar la Fonteta, ilusionar a tanta gente que por fin se enganchó la temporada pasada, y que ahora empieza ya a dudar. Nos sentimos orgullosos de lo conseguido tanto a nivel deportivo como social, y sería una auténtica pena echarlo todo por la borda en dos meses de competición.

Se escucharon los primeros pitos el domingo, a algún jugador en concreto y en algunos momentos al equipo. Yo no estoy de acuerdo con esta actitud durante los partidos, pienso que se debe apoyar hasta el final y cuando acabe el partido ya será otra historia, pero no puedo negar que en algunos momentos llegas a desesperarte ante la impotencia que muestra el equipo y mi impresión es que esta impotencia les llevó a bajar los brazos, cosa que no se puede consentir.

Pero debemos seguir adelante, tienen que hacer un  esfuerzo por revertir esta situación y pensar que, por suerte, todavía no se ha perdido nada y estamos a tiempo de recuperar lo  mal que lo hemos hecho hasta ahora.

Eso sí, todo pasa por el reconocimiento de los errores por parte de todos; y si alguien no está a gusto y se quiere ir, que se le abra la puerta y se vaya; y si hay situaciones que enrarecen el ambiente, que se sea capaz de corregirlas.

Y que la Fonteta vuelva a ser esa cancha en la que sea imposible que alguien nos gane y nuestro equipo se sienta feliz y satisfecho de jugar allí, y que estén deseando que lleguen los partidos para disfrutar y que todos lo pasemos bien.

Amunt Valencia Basket!!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s